Transformación Digital con DevOps

La Transformación Digital requiere del apoyo y la cooperación de todos los departamentos de la empresa. Si no se alinean las estrategias de crecimiento, la organización no podrá avanzar porque se generarán cuellos de botella. Para evitar este problema, es recomendable impulsar la Transformación Digital con DevOps y agilizar así el proceso.

Desde Sunqu podemos desplegar la digitalización de tu empresa gracias a la ayuda de nuestros especialistas

La metodología de trabajo DevOps se basa en la cooperación entre los departamentos de Operaciones y Desarrollo. Quizá ya conocías esta tendencia, pero es importante tener en cuenta que una de sus condiciones es trabajar con metodologías ágiles. No es de extrañar, entonces, que la Transformación Digital con DevOps sea más rápida y eficaz.

Pasos para agilizar la Transformación Digital con Devops

Aunque DevOps posee grandes beneficios, no es posible implementarla sin una planificación. Se trata de una metodología compleja que trata de simplificar el trabajo y de hacerlo accesible para todos los profesionales implicados. Para implementarla con éxito hay que seguir una serie de pasos:

  1. Comprender el término. DevOps no es un equipo ni tampoco es un profesional. No necesitas a un “experto DevOps” ni nada parecido. Lo que necesitas es que Operaciones y Desarrollo se coordinen y se den feedback entre sí.
  2. Análisis de necesidades. Establecer objetivos es uno de los requisitos de DevOps. Si no se tiene claro qué queremos conseguir con esta cooperación no llegaremos a nada. Por ello, hay que listar paso por paso metas concretas y tratar de alcanzarlas.
  3. Automatización. Siempre que sea posible, hay que valerse de la automatización de procesos. Sin embargo, no hay que implementar esta solución a ciegas y con prisas. Recordemos que no podemos automatizar aquello que no funciona correctamente. El trabajo de cada ingeniero debe lanzarse tan pronto como esté terminado, y la automatización ayudará a agilizar esto.
  4. Valora el potencial disponible. Encontrar profesionales acostumbrados a lanzar estrategias coordinadas e interdepartamentales no es fácil. Por ello, es importante que analices el talento del que dispones. Es probable que muchos de los empleados de la empresa sean capaces de desplegar estas acciones.
  5. Agile. Sin este elemento no puede entenderse la metodología DevOps. Hay que trabajar por proyectos y con entregas continuas para poder actualizar inmediatamente todo el proceso. Además, agile nos permite cometer errores para evitar que sucedan cuando el producto esté terminado. Algunas frameworks útiles para agile son SCRUM, XP o Kanban.
  6. Alinear desarrollo y seguridad. Muchas veces se pasa por alto que el trabajo digitalizado es sensible a ciberataques. Como los tiempos de entrega son cada vez menores, el tiempo para analizar las brechas en seguridad es reducido. Sin embargo, debemos vincular la seguridad al desarrollo para no arrepentirnos de futuros problemas.
  7. Buenas prácticas en DevOps. Para trabajar bajo este entorno de trabajo debemos planificar y hacer un seguimiento del desarrollo. Esto implica informar a todo el equipo sobre toda incidencia ocurrida y dejarlas registradas para que todos puedan consultarlas. En este sentido, la monitorización del comportamiento del software será un elemento fundamental de estos procesos.

Beneficios de combinar Transformación Digital con DevOps

Como decíamos antes, las empresas exigen rapidez a la hora de entregar avances a nivel de software. Además, los entornos de trabajo ágiles impulsan las entregas continuas. Por ello, es importante contar con la coordinación y el apoyo de los dos departamentos que forman DevOps. La Transformación Digital con DevOps es mucho más rápida y eficiente, además de segura. Pero no solo eso, sino que anima a los profesionales a trabajar en equipo y de totalmente coordinados. Los beneficios más evidentes que pueden adquirirse tras el despliegue de la Transformación Digital con DevOps son los siguientes:

  • Acceso democratizado. Cualquier miembro del departamento de operaciones o desarrollo puede crear entornos de desarrollo y testeo. Esto permite que todos los profesionales estén al día del estado del proyecto. Por ello, no deberían darse situaciones de desconocimiento en este sentido.
  • Iteraciones ágiles. La automatización permite repetir procesos más mecánicos sin necesidad de contar con la mano humana. Esto da más tiempo a los trabajadores para centrarse en el proyecto hasta que finalmente lo lanzan para el usuario final.
  • Ensayo y error. El despliegue automatizado reduce el riesgo de errores y las metodologías ágiles permiten cometerlos con mucha antelación para evitar que aparezcan a la hora de entregar el producto final.
  • Crecimiento de productividad. Al trabajar en equipos aprovechando las habilidades de cada uno, los profesionales se sienten más valorados y se involucran más, cosa que potencia su productividad.
  • Optimización de software. La cohesión entre Desarrollo y Operaciones tiene como resultado inevitable la mejora del trabajo final si se despliega correctamente. Los expertos se apoyan entre sí, minimizan errores y perfeccionan el software en conjunto.

Todos estos elementos propios de DevOps ayudarán a digitalizar la organización más rápidamente. Con todos los profesionales trabajando codo con codo, las bases de la empresa digital serán sólidas y podrán adaptarse a los cambios con mucha más facilidad.

The following two tabs change content below.