Qué es una arquitectura de referencia

Todas las organizaciones, plantas industriales y empresas de todo tipo siguen unos protocolos específicos. En lo referente al ámbito digital también es aconsejable hacerlo para garantizar el éxito y evitar problemas. Para cumplir con este objetivo nació la arquitectura de referencia. Este término define a una infraestructura, una serie de documentos que proveen una metodología o de unas prácticas aceptadas y generalizadas y que han funcionado con éxito en un ámbito en particular.

En Sunqu somos especialistas en digitalización y adaptamos a las empresas a la nueva economía digital

Las arquitecturas de referencia son de gran ayuda para establecer rutinas de trabajo y potenciar la colaboración en los proyectos. Todo tipo de perfiles IT se benefician de estas arquitecturas, desde gestores de proyectos hasta desarrolladores. Cabe destacar que se trata de un concepto que se aplica esencialmente en el ámbito de las Tecnologías de la Información.

 

La arquitectura de las empresas

Antes de poder hablar de las arquitecturas de referencia hay que establecer qué es la arquitectura de las empresas. Este concepto hace referencia a la visión completa del sistema de trabajo de una organización. Básicamente, tiene en cuenta qué componentes tecnológicos y humanos forman la empresa y cómo deben interactuar entre sí para garantizar que se cumplan los objetivos.

La arquitectura empresarial puede dividirse en varios pilares:

  • Arquitectura de negocio. Esta sección está dominada por la estrategia general de negocio, la administración de la empresa, cómo se organiza y cuáles son los sus procesos fundamentales.
  • Arquitectura de datos. Aquí se engloban todos los sistemas de gestión de datos y el cómo la organización obtiene y genera información. Además, en este caso tiene una gran importancia el tratamiento de estos datos para obtener beneficios en la organización.
  • Arquitectura de aplicación. Es un esbozo de las aplicaciones específicas que se desarrollarán en la organización y su relación con el proceso de negocio.
  • Arquitectura tecnológica. La arquitectura tecnológica está formada por el software y hardware necesario para que la organización pueda ofrecer sus productos o servicios.

 

Qué puedes conseguir implementando una arquitectura de referencia

Aunque hay que aclarar que es posible diseñar infraestructuras IT sin necesidad de contar con una arquitectura de referencia, es necesario realizar una gran inversión, por no hablar de la experiencia requerida para realizar estos procesos. La idea fundamental de todo esto es que nos estaremos basando en algo que funcionó y que lo sigue haciendo. Podríamos decir que es una garantía para que las cosas salgan bien.

Aunque se trata de un concepto algo abstracto, la arquitectura de referencia aporta estabilidad a la organización. Permite crear guías para generar instancias arquitectónicas a nivel empresarial que se ajusten a los principios de esta arquitectura de referencia. Además, introduce un lenguaje común para potenciar la comunicación en la empresa y que todos sus integrantes puedan entenderse. Otra de sus ventajas es que establece qué tecnologías deben utilizarse en todo caso en el seno de la organización y cómo deben integrarse. Por último, impulsa la estandarización de procesos para facilitar el cumplimiento de patrones comunes y optimizar así la toma de decisiones.

 

Qué debe garantizar una arquitectura de referencia

Aunque ya hemos hablado de las ventajas de las arquitecturas de referencia, hacemos un pequeño repaso de sus objetivos fundamentales:

  • Establecer una guía de principios y conceptos básicos, así como un manual de mejores prácticas referentes a la arquitectura con la que se trabaja.
  • Determinar la arquitectura base de la que partirá todo el desarrollo.
  • Estandarizar un léxico común, una serie de conceptos y, en definitiva, un lenguaje compartido en toda la organización
  • Formar a los miembros de la organización para que puedan dominar estos conceptos y las aplicaciones inherentes a la arquitectura de la empresa
  • Delimitar qué modelos de trabajo y qué funciones técnicas se requieren
  • Dejar claro qué elementos son compatibles con la arquitectura de la empresa y cómo y cuándo deben actualizarse

 

Aunque muchas organizaciones creen que deben iniciar su viaje desde cero, si cuentan con una arquitectura de referencia este proceso será más ágil y seguro. De hecho, las empresas que necesitan establecer una estrategia de negocio única pueden creer que es más sencillo establecer una arquitectura sin contemplar una base. Sin embargo, pueden utilizar una arquitectura de referencia para aprovechar los puntos que sí les resulten útiles y, a partir de ahí, empezar a construir nuevos elementos.