Cómo el Blockchain mejora la Ciberseguridad

La tecnología Blockchain es extremadamente popular, pero recientemente se ha puesto en duda su efectividad. El mes pasado, un ciberataque a Coincheck, empresa japonesa de intercambio de criptomonedas, evidenció la vulnerabilidad del Bitcoin. Sin embargo, no debemos confundir la criptoeconomía con su infraestructura (Blockchain) ni las debilidades de cada concepto. Por ello, en este artículo daremos algunas pinceladas sobre cómo Blockchain mejora la ciberseguridad.

 

En Sunqu, como expertos en Transformación Digital, creemos que la tecnología Blockchain es el siguiente paso al futuro de la digitalización.

 

Esta metodología de cadenas de bloques de datos no mejora la seguridad per se, sino que son sus características las que lo hacen. El Blockchain genera una serie de beneficios que pueden asegurar el anonimato, la transparencia y la fortificación de los datos.

Cómo el Blockchain mejora la ciberseguridad

En los últimos años, los cibercriminales han aumentado la complejidad de sus ataques con el objetivo de robar datos financieros, información personal y propiedad intelectual. Las técnicas más comunes son los ataques DDoS y la “monetización” del acceso a los datos, que no es más que el secuestro de información con el fin de pedir un rescate de sumas desorbitadas para que las empresas puedan recuperar sus datos.

En este contexto, podríamos preguntarnos si Blockchain mejora la ciberseguridad de algún modo, o simplemente es un pequeño impedimento para los hackers. Para resumirlo, podemos decir que Blockchain es una tecnología que, entre otras muchas cosas, es utilizada para la criptoeconomía. La peculiaridad de Blockchain es que el registro de los datos está compartido por todos los usuarios de la red en vez de estar centralizado o almacenado en un servidor único. Según los expertos, el Blockhain sí que podría aumentar la ciberseguridad gracias a sus características de inmutabilidad, transparencia, resiliencia y encriptación de datos.

Autentificación sin intervención humana

Gracias al Blockchain, es posible autenticar dispositivos y usuarios sin la necesidad de una contraseña. Esto elimina la intervención humana del proceso de autenticación, cosa que suprime también un posible foco de ataques.

Las arquitecturas de datos centralizadas y el uso de contraseñas simples son las debilidades más frecuentes de los sistemas tradicionales. Aunque las organizaciones destinen presupuestos considerables en seguridad, de nada servirá si los empleados y los clientes siguen malas praxis. En este sentido, Blockchain ofrece un sistema de autenticación potente, resolviendo así uno de los puntos de ataque más frecuentes.

 

Almacenamiento descentralizado

Los usuarios de Blockchain pueden mantener de forma segura sus datos tanto en su máquina como en su red. Si alguien intenta modificar un bloque, el sistema examina toda la cadena para localizar el que difiere del resto. Cuando el sistema lo encuentra, excluye este bloque y lo extrae de la cadena.

La tecnología Blockchain no permite un almacenamiento local o una autoridad central. Cada usuario tiene un rol específico a la hora de almacenar parte de la cadena de bloques. Los criptomineros son responsables de sus bloques de datos, por lo que se encargan de verificar los datos. Además, se aseguran de que no se eliminen datos ni se añada información falsa.

 

Trazabilidad

El Blockchain mejora la ciberseguridad mediante la integración de firmas digitales y marcas temporales en los bloques de datos públicos y privados. Esto permite que toda empresa y usuario pueda consultar anteriores transacciones y localizar los datos en los bloques a través de sus direcciones públicas.

Ningún usuario puede verificar la autenticidad de su firma digital en un archivo, ni tampoco la autoría de la transacción que haya llevado a cabo. Esto incrementa la fiabilidad del sistema, puesto que toda transacción se asocia de forma criptográfica a un usuario.

 

DDoS

Un ataque DDoS (Distributed Denial of Service) tiene como objetivo paralizar un servicio concreto. Para hacerlo, envía una gran cantidad de solicitudes a un servidor para que quede paralizado. Sin embargo, la tecnología Blokchain mejora la ciberseguridad ante el DDoS, puesto que descentraliza el DNS. El contenido se distribuye a un número mayor de nodos, por lo que piratearlos todos es casi imposible.

Como hemos visto, el Blockhain blinda la ciberseguridad. A pesar de ello, las empresas cuya infraestructura se base en esta tecnología deben seguir una serie de protocolos. Esto, de la mano de controles de seguridad periódicos, garantizará la protección de los datos de ataques externos. Este proceso es realmente complejo, por lo que no solo mejorará la ciberseguridad, sino que el número de ataques disminuirá. Asimismo, no debemos olvidar que el término “Bitcoin” no es igual a “Blockchain” aunque el primero esté basado en el otro.