TI a dos velocidades -
300
post-template-default,single,single-post,postid-300,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

TI a dos velocidades

TI a dos velocidades

TI a dos velocidades

La filosofía detrás del concepto de “TI a dos velocidades” propone que las iniciativas de TI ágiles, realmente innovadoras y de impacto sobre el negocio y su cuenta de resultados, deben avanzar rápidamente sin ser obstaculizadas por los controles y equilibrios que sean necesarios para mantener las operaciones de TI críticos para el negocio

Tradicionalmente, la aproximación a la interconexión e interoperabilidad de los Sistemas de Información se ha abordado desde las Tecnologías basadas en Sistemas Intermedios (“middleware”). Estas tecnologías incluyen servidores de integración, servidores de aplicaciones, ESB, MOM, y varias tecnologías SOA. Este enfoque fue efectivo cuando los proyectos de middleware eran pocos en número y tenían largos plazos de ejecución. Sin embargo, los procesos para la implementación y operación de estos sistemas de integración requieren de un alineamiento fuerte entre el Negocio y el TI , de mucha mano de obra y se ha visto, que no escalan bien si aumenta el número de sistemas a Interconectar.

Las empresas, hoy en día, sin embargo, para mantener la competitividad, necesitan construir conexiones digitales entre clientes, socios y empleados, evolucionando hacia una “Empresa Digital”.
La empresa digital moderna , y sobre todo su TI, tienen que abandonar las prácticas de planificación y de gestión centralizados y adoptar metodologías ágiles que permitan a la organización satisfacer las demandas del negocio en tiempos cada vez mas reducidos.

Los Equipos de TI se enfrentan a un gran reto: la definición de la forma de aplicar las evoluciones que demanda el negocio de forma rápida y responsable, manteniendo los controles y equilibrios necesarios para mantener las operaciones de TI críticas para ese negocio.

La Ecuación

En un lado, La TI que controla y asegura los sistemas de continuidad del negocio, y en otro lado, la TI que permite a la agilidad y velocidad para construir, desplegar y ejecutar las aplicaciones y experiencias a través del cual los clientes, socios y empleados ahora interactúan con un negocio que debe moverse a su propio ritmo. Un enfoque de TI de dos velocidades coloca igual valor en los dos lados de la ecuación Gestionando velocidades y capacidades en TI.

Esta Agilidad en TI es necesaria para dar salida a los nuevos entornos de movilidad, al nuevo papel que están tomando los datos y al papel de los programadores y las herramientas que utilizan para satisfacer las demandas de los negocios

LA MOVILIDAD: Los Sistemas “Legacy Middleware” fueron diseñados principalmente para la comunicación de servidor a servidor, no para las exigencias de las experiencias digitales de cara al usuario que las empresas ofrecen a los dispositivos móviles y conectados. Además, la mayoría de las tecnologías de middleware se construyeron alrededor de la expectativa de las comunicaciones a través de redes fiables dentro de los centros de datos de una empresa, por lo que son difíciles de implementar en los entornos cloud públicos o privados.

Los nuevos casos de uso móvil, normalmente tienen poca necesidad de tecnologías de servidor de integración, especialmente en los entornos DevOps que son empleados por las empresas para entregar aplicaciones basadas en la nube a escala.

La mayoría de los sistemas operativos móviles están mal equipados para hacer frente a los protocolos de comunicación existentes utilizados por el middleware de TI tradicional. Protocolos basados en XML como SOAP

Un nivel de API permite a la exposición segura de datos y servicios existentes a través de una API intuitiva. Esto hace que sean consumibles por los desarrolladores de aplicaciones que están construyendo las solicitudes de los nuevos sistemas sobre estas plataformas móviles

LOS DATOS: En un negocio digital, la analítica no se trata solo de la entrega de informes sobre la actividad pasada, se trata de la generación de acciones basadas en análisis predictivos en tanto comportamiento de los usuarios individuales, así como los datos de actividad de usuarios agregados.

Una diferencia clave entre una arquitectura centrada en API y una que depende de las tecnologías de integración surge en cómo los datos se pueden aprovechar en el sistema. La mayoría de las arquitecturas de integración no están preparados para el enorme volumen y la velocidad de los datos contextuales que se genera a través de nuevos canales digitales. Muchos de estos datos se descartan, esta criba hace perder infinidad de datos contextuales seguramente útiles para el negocio

La capa de API está estratégicamente ubicada en el centro de la corriente de datos de la organización, donde se puede recoger información procesable de los datos. Los datos contextuales manejados desde una arquitectura Centrada en API impulsa aplicaciones sensibles al contexto. Esto, a su vez, permite una retroalimentación completa e impulsa acciones tales como el cambio de comportamiento en un sistema, o, en el caso de una aplicación, en la entrega de la experiencia adecuada, en el momento adecuado, en el dispositivo correcto.

LOS PROGRAMADORES: Mientras el número de dispositivos, sensores y aplicaciones está creciendo a un ritmo tremendo, la población de los desarrolladores disponibles para programar todo esto está creciendo mucho más lentamente. Estos desarrolladores suelen ser externos a la empresa: pueden ser socios, contratistas, agencias digitales, o integradores de sistemas.

Las herramientas de programación de software y servicios basados en Internet están construyendo capacidades para la interacción y construcción de “Bloques Digitales” para permitir este ecosistema. La infraestructura de TI Legacy carece de acceso fácil al “autoservicio” de esas herramientas para los desarrolladores y socios, que representan una nueva base de la innovación para la construcción de los procesos de aplicaciones, experiencias, y de negocios que realimentan a los negocios digitales.

A falta de una arquitectura programable, en el que cada sistema está abierto a través de las API, las empresas no pueden compartir datos y servicios con socios o desarrolladores. Cuando los desarrolladores – los agentes del cambio – no tienen las herramientas para ser eficaces, la innovación está bloqueado. Las empresas de éxito ponen desarrollador habilitación en el centro de su estrategia de negocio digital, e implementar sistemas y procesos que les permiten autoservicio.