tendencias cloud hibrido en 2018

La Inteligencia Artificial, el Internet of Things y el Blockchain serán algunos de los términos más utilizados durante este año en los entornos tecnológicos. Sin embargo, uno de los paradigmas que, a pesar de existir desde hace años, evolucionará de forma exponencial durante este 2018 será la computación en la nube.

Como expertos en servicios de transformación digital, en SUNQU queremos explicar las tendencias de este año para el Cloud híbrido, un servicio en auge que está atrayendo a la mayoría de empresas gracias a las ventajas que ofrece. ¿Todavía no sabes qué es la nube híbrida y cómo puede ayudar a tu organización? ¡Sigue leyendo hasta el final!

La nube híbrida, una solución que combina las ventajas del Cloud privado y el Cloud público

Según el último informe de Infoholic, en los próximos años el modelo de Cloud híbrido experimentará un avance sin precedentes. Casi el 82% de las empresas tienen ya una estrategia de nube híbrida para este 2018 y más del 60% quiere implementarla antes de 2020.

El motivo por el cual la mayoría de empresas quiere apostar por la nube híbrida es que combina las cualidades de la nube pública y privada. Mientras el cloud público cuenta con flexibilidad y escalabilidad, el cloud privado o local presenta ventajas de seguridad, control y propiedad.

En realidad, son pocas las organizaciones que utilizan solamente una nube privada o una nube pública, sino que utilizan ambos sistemas para diferentes trabajos de forma simultánea. En este punto cabe aclarar que, aunque los usuarios opinan que el cloud privado es más seguro que el cloud público, la privacidad de los datos que albergan en la nube sigue siendo a día de hoy una de sus principales preocupaciones. La ciberseguridad seguirá siendo, de hecho, uno de los retos más importantes del sector IT este 2018. Por esta razón, la gran mayoría de empresas buscan proveedores con certificaciones que garanticen la seguridad de los datos, el seguimiento y la monitorización de los mismos.

La tarea de encontrar un proveedor y un modelo de cloud adecuado se ha convertido en uno de los principales quebraderos de cabeza para las empresas. Por eso, el modelo de nube híbrida está ganando terreno y se está posicionando como dominante: al combinar las ventajas del cloud público y el cloud privado, las empresas pueden sentirse más seguras y satisfacer mejor sus necesidades.

 

Paas y Faas, las nuevas tendencias para la nube híbrida este 2018

Paas y aplicaciones en contenedor

La nueva tendencia de computación en la nube ha llegado para quedarse. Las empresas llevan algunos años preparándose para la Transformación Digital y una de las vertientes en las que más se ha invertido es, precisamente, la nube. Este impulso del mercado del Cloud ha permitido que el desarrollo de aplicaciones sea cada vez más innovador y se ajuste más a las demandas de las organizaciones. El siguiente paso es implementar las aplicaciones en contenedor para canalizar el desarrollo de aplicaciones en la nube híbrida, algo que hasta ahora ofrecían los servicios de Cloud pública como Amazon Container Services.

De la misma forma, la nube híbrida ofrecerá servicios PaaS (platform as a service), lo cual permitirá que los desarrolladores puedan actualizar e implementar nuevas aplicaciones y funciones de forma continua.

 

FaaS y aprendizaje automático

Según los expertos, durante este año podría darse el pistoletazo de salida para que la informática sin servidores salga de la nube pública y llegue a los centros de datos locales. Hace unos años, en 2015, Amazon Web Services presentó Lambda, la primera plataforma sin servidores que utiliza construcciones informáticas basadas en eventos, una funcionalidad a la que llamamos Faas (Function as a Service). A día de hoy, empresas como Microsoft y RedHat están implementando una funcionalidad sin servidores en entornos Cloud Híbridos. En primer lugar, Microsoft cuenta ya con su propia plataforma de funciones para llevar esta tecnología nacida en la nube localmente. Por su parte, RedHat está trabajando en OpenWhisk, un FaaS de código abierto que originalmente había ideado IBM.

Además, otra tendencia que empezará a dar sus primeros pasos en este 2018 será el aprendizaje automático para el Cloud híbrido. En concreto, los proveedores de este tipo de servicios en la nube están trabajando intensamente para implementar el Machine Learning y plataformas de inteligencia artificial para que se integren en los sistemas de desarrollo de aplicaciones. Por el momento no se tiene constancia de que se haya podido aplicar la Inteligencia Artificial en entornos de Cloud privado o híbrido, pero es uno de los principales objetivos para este 2018.