Qué son los sistemas multicloud y qué ventajas presentan - Sunqu
4963
post-template-default,single,single-post,postid-4963,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Qué son los sistemas multicloud y qué ventajas presentan

Sistemas multicloud

Qué son los sistemas multicloud y qué ventajas presentan

La tecnología cloud dispone de un gran abanico de servicios que se encuentran en plataformas públicas y privadas. Muchas organizaciones optan por hibridar varios tipos de cloud, pero los sistemas multicloud van más allá. Aunque comparte algunas características con la nube híbrida, multicloud combina varios servicios en la nube para optimizar el conjunto.

En Sunqu somos especialistas en plataformas en la nube y te ayudamos a migrar tus servicios

Para poder contar con un entorno multicloud, básicamente hay que combinar los servicios de varios proveedores. Además, también se parte indistintamente de la nube privada o pública, pudiendo trabajar en conjunto. Por ejemplo, es posible trabajar con una o más IaaS públicas y con una PaaS privada, tener los sistemas de seguridad en un sistema cloud privado, etc. Las posibilidades son infinitas y dependen en gran medida de las necesidades de cada usuario.

Ventajas de los sistemas multicloud

Cada vez más empresas están implementando estrategias basadas en los sistemas multicloud. De hecho, según el informe IDC FutureScape: Worldwide Cloud 2017 Predictions, más del 85% de las organizaciones utilizó en 2018. Esto evidencia los potenciales beneficios que puede generar:

  • Optimización. Multicloud permite aprovechar lo mejor de cada servicio. De este modo es más fácil generar una infraestructura adaptada a las necesidades específicas de cada organización. Además, estos sistemas permiten encontrar la combinación más económica y eficaz para garantizar el menor coste posible.
  • Descentralización. Partir de varios proveedores distintos reduce el riesgo de que toda la base de datos quede comprometida ante un ciberataque. Los datos se encuentran almacenados en distintos lugares de Internet, por lo que quedan descentralizados. Además, si uno de los host deja de funcionar es posible utilizar otro de los que tengamos contratados como medida temporal.
  • Equilibrio. Contar con varios sistemas cloud de diferente tipo evita problemas de bloqueos. Si uno no nos sirve para determinadas tareas podemos utilizar otro y, si las necesidades del proyecto son altas, podemos priorizar una de las plataformas únicamente para realizar una tarea.
  • Flexibilidad. Si un proveedor se percata de que tu negocio está funcionando podría querer subir el precio de sus tarifas. Sin embargo, si cuentas con varios proveedores al mismo tiempo, la competitividad crece y tienes la posibilidad de pivotar entre uno y otro para evitar este problema. De hecho, de este modo jamás nos estancaremos con un único servicio.
  • Fluidez. Los sistemas multicloud evitan las interrupciones en producción. Como hay varias soluciones trabajando de forma simultánea es posible detener una de ellas para poder trabajar con otra. Además, esto es especialmente útil en el caso de que aparezcan errores inesperados, puesto que tendremos la posibilidad de alternar entre todos los servicios contratados sin perder información en el proceso.

La ciberseguridad como principal desafío de los sistemas multicloud

Aunque la descentralización implícita de este tipo de entornos es positiva, aumenta el número de accesos para posibles atacantes. Cada uno de los servicios utilizados puede ser hackeado y, en el peor de los casos, el ataque puede extenderse a los servicios del resto de proveedores. Por ello, la seguridad es un reto que está muy presente en los sistemas multicloud.

Una gestión óptima debería evitar muchos problemas de ciberseguridad, pero estos sistemas son propensos a sufrir ataques DDoS. Esto sucede porque la mayoría de empresas utiliza APIs para que los empleados puedan gestionar los sistemas multicloud gracias a sus interfaces. Sin embargo, esto puede ser contraproducente si no blindamos la seguridad, puesto que las APIs expuestas pueden dejar a todo el sistema vulnerable ante los ataques.

Por todo esto, es necesario realizar controles de seguridad de forma periódica y así reducir riesgos. Aunque esta es una de las desventajas más obvias de estos sistemas, los beneficios merecen la pena. Además, fortalecer la ciberseguridad nunca está de más, ya que todo tipo de soluciones informáticas son sensibles a ataques.

En este sentido, y para empezar a blindar estos sistemas, es recomendable analizar quién podría estar interesado en vulnerar nuestros sistemas y qué tipo de herramientas pueden conseguirlo. Una vez explorado el potencial peligro será mucho más sencillo ponerle barreras y evitar accesos indeseados en nuestra raíz de datos.

Si necesitas integrar en tu empresa un sistema mutlicloud, en Sunqu podemos ayudarte. ¡Ponte en contacto con nosotros!

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies

Aceptar