Qué es la tecnología Fintech y qué aporta al mundo financiero - Sunqu El corazón de la transformación digital
4652
post-template-default,single,single-post,postid-4652,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Fintech: Qué son y qué novedades aportan al mundo financiero

fintech

Fintech: Qué son y qué novedades aportan al mundo financiero

Seguro que en alguna ocasión has escuchado el término Fintech. Este concepto nació a partir de la unión de las palabras “Finance” y “Technology” y de la conjunción de ambos sectores. Para entender bien qué es y cómo funciona, en este artículo exploraremos este fenómeno. Para empezar, debemos saber que lo que define a las empresas Fintech es que utilizan las tecnologías de la comunicación y la información (TIC) para agilizar sus servicios financieros y mejorar su eficacia.

En Sunqu somos expertos en Transformación Digital y adaptamos todo tipo de procesos y servicios

El mundo de las finanzas es uno de los más potentes y cotizados del mundo, por lo que no podía quedarse atrás. Por ello, su adaptación al mundo digital ha sido rápida y ha conseguido integrarse con gran éxito. Las Fintech, o las tecnologías financieras ya llevan tiempo invadiéndonos. Todos hemos hecho alguna compra a través de Internet con nuestra tarjeta de crédito, con PayPal, Apple Pay o Google Wallet. Estas herramientas han potenciado el auge de esta tecnología y han facilitado la vida de sus usuarios.

 

Valor diferencial de las empresas Fintech

Las Fintech han generado un cambio de paradigma a nivel financiero mucho más profundo de lo que creemos. No se limitan a las compras online, sino que aportan novedades disruptivas:

  • Criptodivisa y Blockchain. Las empresas Fintech ofrecen asesoramiento en el ámbito de la criptoeconomía. Potencian el intercambio de este tipo de divisa a través de medios online seguros y tratan de aprovechar al máximo la tecnología Blockchain en la que se basa este tipo de transacciones.
  • Ubicuidad. Los productos financieros ofrecidos por este tipo de empresas son totalmente online. Uno de los beneficios asociados a esto es que el cliente no necesita desplazarse para realizar trámites. Además, las organizaciones de este tipo cuentan con aplicaciones para poder acceder a sus recursos desde donde sea y en cualquier momento.
  • Personalización del servicio. Normalmente, las Fintech suelen colocar al cliente en el centro de todos los procesos. Por ello, consiguen un alto de nivel de personalización en sus productos y servicios.
  • Big Data. La enorme maraña de información que se genera y se filtra en este sector se está utilizando para descubrir tendencias y prever futuros comportamientos por parte de los clientes.
  • Financiación alternativa. Nuevos modelos de financiación populares como el Crowdlending o el Crowdfunding han nacido gracias al Fintech. El Crowdfunding es la cooperación colectiva de personas para conseguir financiar un proyecto personal y el Crowdlending es algo similar pero referente al préstamo de capital para financiar una empresa.

Algunos ejemplos populares de usos de Fintech los encontramos cuando pagamos a través de PayPal, Apple Pay o Google Wallet. No hay que olvidar la tarjeta de crédito tradicional, puesto que nos permite comprar a través de Internet y sin movernos de casa o incluso a través de nuestros dispositivos móviles cuando estamos fuera.

Si compramos un producto a través de Internet es posible que recibamos publicidad relacionado con el mismo. Esto se debe al remarketing, cosa que no existiría si no fuera por Fintech. Podríamos decir que gracias a esta tecnología, las compras a través de Internet se retroalimentan, otorgando información de valor a las empresas. Sin embargo, es importante que exista una regulación en este aspecto para evitar violar la privacidad de los usuarios, entre otras cosas.

 

Consejos del Foro Económico Mundial

El Foro Económico Mundial recomienda 4 claves para utilizar las Fintech de forma responsable:

  • Debatir el uso ético de los datos. Este punto pretende dejar claros los límites que deben establecerse a la hora de utilizar los datos de los clientes con finalidades comerciales y por parte de los actores del sistema financiero.
  • Establecer foros de debate. El WEF propone realizar debates entre los sectores públicos y privados para identificar en qué áreas es necesario el apoyo de un supervisor para desarrollar la tecnología necesaria con el fin de potenciar la estabilidad.
  • Definir de forma proactiva los estándares del sector. Factor crucial, ya que la tecnología asociada a Fintech evoluciona constantemente y es necesario adaptar nuevas normativas a las innovaciones que se van produciendo con el tiempo para asegurar una conducta positiva.
  • Monitorizar y entender la innovación Fintech. Se trata de un paso fundamental a seguir para mitigar riesgos asociados a Fintech. Está relacionado con el elemento anterior y otorga las herramientas necesarias para que los supervisores nacionales puedan llevar un control del sector.

 

Como hemos visto, el sector de las finanzas y la tecnología es complejo y rentable. Todavía quedan muchos nichos de mercado por explotar en este sentido y sus utilidades son casi infinitas. Es por ello que queda bastante claro que las Fintech tienen todavía un largo camino de éxitos por recorrer.